lunes, 12 de noviembre de 2012


La infancia en otros tiempos

Me desperté el otro día recordando una canción  y resulto ser una intro de un dibujito de mi infancia que se llamaba Slayers dejo aca un link para quien no conozca: http://www.youtube.com/watch?v=7uVJ8BvEKHE

y resulto que lo tenia impregnado en la memoria, cuando lo volví a ver lo cante como si no hubiera pasado el tiempo. De repente era una niña otra vez con galletitas en la mano frente a una tele con pantalla panzona, observando esos dibujos animados como si fueran reales. Para mi en ese tiempo seguro lo eran. Mas allá de eso me puse a ver la demás intros de diferentes dibujitos de aquel tiempo, y cómo será la magia del Internet  sin darme cuenta estaba reviviendo todos los recuerdos con vídeos imágenes y canciones que traían momentos de un tiempo hermoso, maravilloso y por el que agradezco infinitamente haber vivido. Los 90 fueron para mi la época de lo justo, había tecnología pero no la tecnología avasallante de hoy, en ese entonces lo que salia era novedoso, increíble  incluso temeroso. Las cosas eran mas baratas y digo cosas en general desde la comida (pensar que en algún momento el conito de  McDonald costo 50 centavos) juguetes, chucheras. Tenias un peso y eras el pibe mas adinerado de la cuadra, y podías comprarles a tus amigos para después ir a jugar a la plaza. La plaza ese lugar de armonía y caos que te llenaba las manos de tierra y los pies de arena. El lugar donde enfrentabas tus miedos cuando te desafiaban a subirte al tobogán mas alto, a amacarte lo mas fuerte posible, a tirarte desde un árbol. Ahora suena peligroso un tanto suicida quizás  pero en ese entonces era pura inocencia y rebeldía contra vos mismo, porque sabias que si otro podía hacerlo vos también  y tu mama o papa o tía o abuela o cualquiera que salia a descubrir la cagada que te habías mandado y te retaba y era un NO VOLVES ACÁ SI TE SEGUÍS PORTANDO ASÍ  era portarse o no portarse, era ser o no ser...un niño tal vez. Portarte bien, era quedarte quieto callado, ¿como un adulto? Después los viejos se arrepienten cuando crecemos...es la ley de la vida. 
Ver los comerciales de antes por youtube y acordarme de la cantidad de juguetes que quería para navidad año nuevo reyes el día del niño cumpleaños el día de la vaca el día del chancho, no importaba mientras que fuera un regalo, y ese regalo nos hacia feliz tan felices como si hubiéramos ganado la lotería  Todo por un pedazo de plástico que probablemente ya no tendríamos para el otro mes. Claro que cada uno tuvo infancias diferentes pero al menos la mayoría se marcaron por lo mismo. Cuando eras chico nada importaba excepto por tus amigos, tu mascota, tus juguetes y la tele, jaja es irónico que para mi todavía no ha cambiado bastante. Lo que mas recuerdo eran las tardes de sol jugando al gallito ciego con mis hermanas, inventando juegos con maderas y cosas que encontrábamos  mirar la tele tomando la leche con galletitas, pasar días en la escuela como si fueran un largo recreo, la mochilita del colegio, los juegos de la plaza, las vacaciones y piletas, comer de todo que te den solo porque era rico. las interminables horas jugando al tetris, destruir el cubo rubik para que encajen las piezas, lastimarme las rodillas, lastimar las rodillas de otros, trepar los arboles, jugar con arena, hacer castillitos, comer los postres de monstruitos, y tantas otras cosas que llenaron mi infancia. 
Ahora el porque del posteo, paso que tanto me acorde de mi infancia, que cuando volví los ojos a la actualidad me dio tristeza saber que esa clase de infancia ya no existe, los chicos tienen celulares a los 8 años, y no cualquiera mejores que el mio incluso. Conoces las redes sociales y el Internet  Son pocos los chicos que van a la plaza y si van no es para jugar. Parece que hoy en día la infancia se acorto a los 6 años y eso, una edad que no debería recortarse para nada. La infancia es el único momento de los seres humanos en los que no tenemos mas obligaciones que ser niños. Solo SER.
Tantos recuerdos me trajeron una gran nostalgia y muchos pensamientos, espero que la generación de gente que todavía tiene apego por ese tipo de infancia tenga una crianza con sus chicos de la misma manera que se tenía antes y se vuelvan a esas costumbres que tan hermosas son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario