martes, 25 de septiembre de 2012


Hacer las cosas por Gusto

Creo firmemente que las cosas deben hacerse por el gusto de hacerlas, no obstante mi familia, mis amigos, la gente, el MUNDO te dice que debes hacer las cosas para conseguir algo. Haber si podría dar un comienzo histórico a esto podría remontarme a la aparición del espíritu burgués allá por el siglo XI que dejaba ver una sociedad en la que se hacían las cosas para conseguir una remuneración (económica mayormente) o para ascender social mente y eso. O incluso mucho antes con el apretado y finísimo sistema cristianofeudal donde hasta los monjes se quebraban la espalda orando para conseguir su espacio en el cielo (diciéndolo burdamente). Creo que si tuviera que identificarme con una época sería la griega, en su aristocracia, los filósofos quienes encontraban en la naturaleza su vida, el descubrir el investigar el leer por el simple gusto de hacerlo. Ese amor al saber que significa la filosofía, ese hacer por hacer, aunque tenga implícita una retribución de cualquier tipo, eso no importa y me parece maravilloso. Pero hoy en día es muy difícil hacer algo por el simple sabor de hacerlo. Todo desde que aprendemos nuestras primeras palabras y damos nuestros primeros pasos es para tener algo en eso que llaman "futuro". Cuando entramos en primaria con esa inocencia de ser niños, teniendo en mente nada mas que quien sera tu mejor amigo, y como sera el aula y la seño...nuestros padres ya sacan a ver eso del "futuro": ese amiguito no te conviene su familia no parece buena en un futuro no será bueno para vos, aprende bien matemática que en el futuro te va a servir. Vivimos en lo qué será mañana tanto que nos olvidamos del hoy. Pero como negarlo si hemos sido condicionados para pensar así desde chiquitos. Ahora ya de grande si querés hacer algo por hacerlo te llaman vago, inútil o peor. Pensar que antes se idolatraban a los que hacían eso. Vivimos en un mundo donde es vital pensar en el mañana y el hoy solo es el camino para ello. ¿Pero si quiero un mañana y quiero un hoy? ¿Qué pasa con eso? si quiero dormir, o pintar o leer algo por gusto. Si quiero aprender exhaustivamente un libro pero no quiero dar el parcial que hay al día siguiente. Si quiero hacer toda la tarea pero quedarme a dormir el día que hay que entregarla, QUÉ! es gracioso es libre, es idiota dirás, pero si estudiara porque tuviera que dar el examen no lo disfrutaría realmente porque pensaría en el mañana y no en el hoy que es cuando estoy ahora YÁ. Quizá si soy medio idiota pero también soy feliz. Seguro en algún momento esto de ser así me va a jugar en contra como a muchos, pero el juego es hoy no mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario