martes, 10 de abril de 2012




Un pequeño juego de imágenes ambiguas


Los Amantes 
Este es un cuadro que me ha perseguido por varios dias. Lo encontre por casualidad. Ya conocia anteriormente a René Magritte un gran pintor surrealista belga, conocido por sus ingeniosas y provocativas imágenes. Y como dice un dicho las casualidades no existen, esta pintura tuvo un impacto en mi muy fuerte. Hay que admitirlo es una imagen tan perturbadora como romántica, y quizás aquello es lo que la convierte además en misteriosa. La razón de un hombre y una mujer besándose puede residir en el imaginario de todos, podemos afirmar de alguna manera, si es una pareja besándose porque se aman...mas allá de los sinfines de explicaciones e historias que acoge algo tan vano como un beso. Pero Magritte nos lleva mas allá, sus rostros cubiertos los pliegues de los trapos, el sombreado casi cadavérico (a eso me recuerda) es siniestro y de alguna manera desagradable. ¿Por que arruinar una escena tan hermosa? ¿Por que? Já porque es Magritte, este artista nos lleva a cuestionarnos la realidad a confundirnos a dar una mirada hipersensitiva a la imagen. Y lo logra. Al ver la imagen inmediatamente lo relacioné con un dato curioso de Magritte el cual dice que el aún de niño vio el cuerpo de su madre después que esta se había suicidado flotando en el rió con la cabeza cubierta por su vestido. Sabiendo esto Los amantes toma otra perspectiva aun mas siniestra. Y aunque este dato fue desmentido, conocer al menos esa "leyenda" me dio una mirada diferente, una mirada triste, amor, un beso, muerte, sin rostros. La persecución de un horrible recuerdo dentro de lo que se entiende por amor. Ocultarse debajo de esos mantos blancos. Un hombre y una mujer amándose, bajo de un manto mortífero. Todos esos pensamientos y muchos mas despierta esta pintura. Les Amants una extraordinaria expresión del ingenio de un increíble artista como lo es Magritte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario