viernes, 27 de abril de 2012


Una mirada infantil

Caminando en la calle podemos descubrir muchas cosas, hasta las mas simples se vuelven asombrosas con otra mirada, otra perspectiva una mas infantil se podría decir. Los niños poseen esa capacidad extraordinaria de sorprenderse tan fácilmente, incluso lo ya visto se vuelve impresionante ante sus inocentes ojos. 

miércoles, 25 de abril de 2012

Niño al borde, imagen en tinta 

La caída


Darás un salto 
y ¿volaras? 
con esos pies cansados
no das mas
camina no corras
el tiempo es relativo
todavía no hay quien te diga
si sigues vivo
las aves se ríen 
se mofan de tu esperanza
tenemos poca fe
en lo que tu corazón demanda
ese salto es fatal
para quien lo quiera intentar
pero tomas el riego 
si, ¿te atreverás?
salta sin miedo 
caerás con orgullo caerás
y el viento oh el viento
tus mejillas rozará
el tiempo se detendrá
mas no la velocidad
la caída es fuerte 
para quien se atreve a caer
pero al final lo sentirás
esa caída fue mucho mas...

sábado, 21 de abril de 2012

La contradicción cotidiana

Viajando en el colectivo 37 en su ruta diaria pasando por las calles porteñas me encontré con este graffitti el cual a parte de su gran diseño y fuerza tenia una inscripción que decía: las Malvinas fueron son y serán argentinas. Yo iba sentada tranquila por suerte y esta imagen me impacto de tal manera que tuve que fotografiarla en seguida. Lo curioso de la captura fue que unos segundos después arranco el bondi y la foto me guardaba una sorpresa. En ella se había cruzado una mujer, la que extrañamente se poso en el puño de este gigante. La golpeaba, uuuuh que copado, dije en voz alta sin notar a los demás pasajeros y sus raras expresiones.

martes, 17 de abril de 2012


El tiempo del dinosaurio


En un instante desaparece
recuerdos, memoria ¿donde has quedado?
El sol se posa sobre sus cuerpos
sin darse cuenta
los quemas por dentro, ¿les das vida?
Allí están sus rostros como fósiles
rastros del dolor
pasa el tiempo pasa, inevitable
se unieron al pasado 
como los dinosaurios.


AndreaArce

Caballito en la plaza

La fugacidad de la memoria

Plaza San Martín un espacio verde en el barrio de Retiro. Fue declarada Lugar Histórico Nacional en 1942.
Se encuentra rodeada por la Av. Santa Fe, las calles Esmeralda, Arenales, Maipú, la Av. Libertador,la calle Florida y la calle San Martín. Mas allá del espacio geográfico y turístico esta plaza guarda muchas historias y sentimientos, desde el monumento a Malvinas hasta la plaza para los chicos, desde la estatua de San Martín hasta el camino de los bancos donde los señores de mayor edad se sientan a observar el paisaje juvenil de Buenos Aires. Esta plaza deja ver un capitulo triste, horrible de la historia argentina y aún así, hay tiempo para sonreír y divertirse y tomar unos mates en el pasto. Esto me di cuenta, ¡qué llena de contradicciones esta plaza! quizá las veía solo yo, por algo comencé a fotografiar. Tristeza, felicidad, son los sentimientos cotidianos en este lugar, incluso la neutralidad o el desinterés plantea una enigmática. Un monumento que recuerda a los caídos, un momento de indignación, luego llevar al pibe a la plaza y charlar con los padres de lo que sucedió en el jardín, ¿se había olvidado todo? No claro que no, pero la tristeza es algo fugaz acá, es un segundo, es el sentirte obligado a asistir solo para ver. Obligado por el peso de la historia por esa mochila que tenemos todos los argentinos por mas jóvenes que sean/mos. No juzgo, a mi me ha pasado lo mismo, y por algo me resulta tan interesante. Mi primera serie fotográfica, tarea de una materia de la facultad, pero que me llevo a cuestionarme a mi misma. Un disparador de la realidad que me siento obligada a compartir. 


Serie de Fotos Plaza San Martín 
por Andy Arce

martes, 10 de abril de 2012




Un pequeño juego de imágenes ambiguas


Los Amantes 
Este es un cuadro que me ha perseguido por varios dias. Lo encontre por casualidad. Ya conocia anteriormente a René Magritte un gran pintor surrealista belga, conocido por sus ingeniosas y provocativas imágenes. Y como dice un dicho las casualidades no existen, esta pintura tuvo un impacto en mi muy fuerte. Hay que admitirlo es una imagen tan perturbadora como romántica, y quizás aquello es lo que la convierte además en misteriosa. La razón de un hombre y una mujer besándose puede residir en el imaginario de todos, podemos afirmar de alguna manera, si es una pareja besándose porque se aman...mas allá de los sinfines de explicaciones e historias que acoge algo tan vano como un beso. Pero Magritte nos lleva mas allá, sus rostros cubiertos los pliegues de los trapos, el sombreado casi cadavérico (a eso me recuerda) es siniestro y de alguna manera desagradable. ¿Por que arruinar una escena tan hermosa? ¿Por que? Já porque es Magritte, este artista nos lleva a cuestionarnos la realidad a confundirnos a dar una mirada hipersensitiva a la imagen. Y lo logra. Al ver la imagen inmediatamente lo relacioné con un dato curioso de Magritte el cual dice que el aún de niño vio el cuerpo de su madre después que esta se había suicidado flotando en el rió con la cabeza cubierta por su vestido. Sabiendo esto Los amantes toma otra perspectiva aun mas siniestra. Y aunque este dato fue desmentido, conocer al menos esa "leyenda" me dio una mirada diferente, una mirada triste, amor, un beso, muerte, sin rostros. La persecución de un horrible recuerdo dentro de lo que se entiende por amor. Ocultarse debajo de esos mantos blancos. Un hombre y una mujer amándose, bajo de un manto mortífero. Todos esos pensamientos y muchos mas despierta esta pintura. Les Amants una extraordinaria expresión del ingenio de un increíble artista como lo es Magritte.


Una opinión únicamente
http://noticias.terra.com.ar/cortes-en-zona-de-congreso-y-lineas-del-ffcc-roca,bfe07937bcd96310VgnVCM5000009ccceb0aRCRD.html

No es malo protestar. Por algo existe el reclamo la protesta es parte de la vida cotidiana de la ciudad, pero llega un punto que decís: noo loco no puede pasar esto otra vez. La realidad es esa, avenidas cortadas. Importantes por estar en pleno microcentro y afectar el recorrido de los medios de transporte tan necesarios en este universo de acero. No digo que no se debe protestar por aquello que es justo, como una protesta sindical. Hoy hubieron paros y protestas en varios lugares de capital yo solo presencie una parte la menos violenta en comparación con los incidentes de la Villa 31. Mientras caminaba por las calles de Entre Ríos viendo la cantidad de policias y gente caminando de prisa de un lado al otro, pensaba que no se podia hacer nada, llegaría tarde a mi clase. De todas formas mas alla de mi problema individual el malestar general se sentía en el ambiente. Gente caminando maldiciendo a los protestantes (y no digo piqueteros ya que no considero que estos lo hayan sido) enojados por el corte de la avenida Entre Ríos desde casi Av. Independencia hasta Av. Corrientes. Todo el estrecho de una importante zona de microcentro, pleno Congreso! interrumpida, parada por los reclamos de los chóferes de la linea 60 y sus pedidos sindicalistas, según entendi. A la hora que yo sali el "feo conflicto" ya habia cedido y lo unico que pude ver fueron hombres de camisa celeste y bombos. Estos personajes recibieron mis puteadas sin saberlo mientras pasaba al lado de ellos. No podía evitar sentir rabia, estaba caminando mas de 6 cuadras para tomar un bondi. Así mismo me puse a reflexionar, esta gente reclama por su trabajo, pero a la vez perjudica a quienes están trabajando en el momento. Perjudican a esas personas muertas de cansancio esperando llegar a sus casas y descansar por fin. Perjudican a aquellos que todavía tienen que ir a trabajar para comer. Perjudian a aquellos jóvenes que viajan desde muy lejos para estudiar y tener un trabajo decente en el futuro. Si hay que considerar que la protesta esta bien justificada pero ¿acaso eso justifica el comportamiento y las consecuencias de ello? De todas formas no estoy en contra admito que muchas veces he querido unirme a alguna marcha o protesta por algo que bien lo merezca. Pero también creo que deberíamos empezar a re-formularnos quienes son los que mas pierden en esto, no seria mejor nose...investigar donde vive el "perpetuador" del conflicto (por no decir otra cosa que apunte directamente a alguien)  y nose...hacer la protesta en su garaje impedirle el paso a esa persona y a unas cuantas más que lo ameriten, en lugar de interrumpir, afectar a sus pares. Porque después de todo, todos somos pares, vivimos dentro de una sociedad y tendríamos que empezar a hacer mas conciencia de eso. De que la libertad de uno termina cuando empieza el derecho del otro.

lunes, 9 de abril de 2012



"La existencia de la realidad es la cosa más misteriosa, más sublime y más surrealista que se dé."

Obviamente me dispondría a comenzar el blog con una frase de uno de los mayores genios del movimiento surrealista, mi ídolo e inspiración Salvador Dalí.  Esta una de sus frases me llevo a reflexionar hace unos cuantos meses a cerca de mi vida. Una vida apacible normal de estudio trabajo y vida social casi moderada. Una vida que llevaba sin problemas gracias a mi gran (e permito decir) talento de ver en cada cosa lo mejor que encuentro. Y en ello me puse a pensar, ¿en realidad veo lo mejor de cada cosa o es solo el imaginario que yo me propongo ante mi vista para sobrellevar lo irracional de este mundo y sus problemas que parecen sin solución? Acaso ¿veo el vaso medio lleno o imagino una taza enorme llena de un batido delicioso en medio del caribe? Mi realidad se había convertido hacia mucho tiempo ya en un lienzo en blanco en el cual trasportaba todo lo bueno que se me ocurriera (y por mas malo que fuese mi pensamiento) ante mis ojos como la verdad. La verdad de las verdades. Mis recuerdos así comenzaron a parecerse a los cuadros surrealistas. En un momento era un bondi y al segundo me encontraba encerrada entre un montón de peces que luchaban por salir de una pecera gigante. Me reía ante la imagen por lo bajo para que nadie lo notase. ¿Locura? Siempre todos tenemos un poco de ella, pero me ayudó a sobrellevar lo cotidiano. No obstante aún no entendía con exactitud esta sublime frase. Luego llego el día en que me dispuse a verme dentro del bondi sin imaginarme otra escena. Sin cambiar la realidad con trazos caricaturescos. Entonces y recién entonces lo comprendí. La realidad no necesita de un pincel y temperas. No requiere una nueva impresión o un foto-montaje para hacerla mas interesante o graciosa o irónica. La realidad esta ahí y para quien quiere ver (para los que se atrevan) se hallara en un mundo surrealista porque la realidad que conocemos o la que pensamos conocer no es perfecta ni necesariamente hermosa, como un cuadro de Dalí pero tiene sus detalles y en lo cotidiano podemos descubrir aquello que perdimos, sin saber que lo habíamos hecho. Y así mismo su existencia es un misterio y si nos ponemos a pensar todo lo que nos rodea lo es, nuestra propia existencia en si misma es la cosa mas surrealista que se dé.